miércoles, 24 de agosto de 2016

La mano de obra del Gobierno



Campera de cuero negra sobre un canguro de jogging del mismo color. Morral oscuro cruzado y pantalones de jean gastados. La diferencia con la mayor parte del público que asistió a ver a la banda del género metálico Megadeth, el 22 y 23 de agosto en el Luna Park, era un handy y un pequeño micrófono, también negro, en sus manos.

Juan Carlos Blander tiene 59 años, calvicie prominente, barba blanca, espalda ancha forjada, quizás, en gimnasios y estómago prominente. Es dueño de la empresa All Access SRL, contratada por AVC Agency para brindar los servicios de seguridad privada en los recitales que realizó la banda estadounidense surgida en la década del 80. Es, además, quien comandó la patota que ingresó por la fuerza a las redacciones de Radio América y Tiempo Argentino en la madrugada del 3 de julio, provocando destrozos en las instalaciones e hiriendo a varios trabajadores de prensa.

Por esos hechos, está imputado en el Fuero Federal a la espera de que se lo indague por los delitos de daño calificado, amenazas e interrupción en un medio de comunicación, entre otros, según informó a Infonews la abogada que lleva adelante la causa por usurpación y destrucción de las instalaciones en ambos medios, María del Carmen Verdú. El supuesto comprador de Tiempo y América,Mariano Martínez Rojas, fue el autor intelectual del ataque, mientras que el dueño de All Access comandó los movimientos de la patota.

Blander se especializa en seguridad en recitales masivos y en producción de eventos. En su página, por ejemplo, se anuncian los próximos recitales de Black Sabbath en Velez, en noviembre, y el Lollapalooza en el Hipódromo de San Isidro, en 2017.

"Es un histórico prestador de recitales masivos -manifestó el periodista de Radio América y quien llevó a cabo la investigación para detectar al empresario, Hernán Muleiro-. Es una sensación de impunidad muy grande que demuestra la hipocresía de los empresarios y músicos que usan a la prensa pero no la defienden", reclamó.

La sociedad All Access continúa trabajando gracias a que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires renovó la autorización para operar como vigiladora privada. Eso sucedió sólo 72 horas después del ataque a los medios de comunicación, según consignó Tiempo Argentino en su edición del 10 de julio.

El patovica tiene antecedentes por haber golpeado a un fotógrafo de Perfil, Julio Romero, en 1998. En 2012, mató a Juan José Aguerre, de 60 años, tras embestirlo con su auto en los cruces de las rutas Provincial 40 y Nacional 119, en Formosa.