lunes, 19 de septiembre de 2016

Le sigue pidiendo perdón a España por la soberanía



El foro empresarial y económico realizado en el Centro Cultural Kirchner y denominado "Mini Davos", no sólo trajo empresarios de diversas partes del mundo sino también a distintos periodistas. Mauricio Macri brindó una extensa nota a la agencia española EFE y se refirió fuertemente a la gestión de Néstor y Cristina Kirchner, además de que criticó duramente la recuperación de YPF.

"Fue un abuso, una violación de la Constitución nacional, de la ley... Eso no fue una expropiación, fue una confiscación que con el tiempo se transformó en una expropiación. Y encima, como tantas cosas equivocadas que hizo el Gobierno anterior, el mejor negocio lo terminó haciendo Repsol. Porque vendió con el mayor precio del petróleo cuando ya el petróleo valía un quinto.Pero bueno, la realidad es que nada justifica violar la Constitución de nuestro país. Tenemos una Constitución nacional maravillosa y hay que respetarla y sobre ella se va a construir la Argentina grande que soñamos", enfatizó Macri.

El Presidente agregó que son los españoles "los primeros que se han dado cuenta de que la Argentina ha vuelto al mundo. Argentina es hoy la gran oportunidad y sobre todo aquellos que sobrevivieron la ultima década, que fue muy dura para muchas empresas españolas, hoy están más fuertes que nunca para apostar y crecer con nosotros".

Macri fue consultado por el fuerte apoyo que le ha brindado su Gobierno al mandato de Michel Temer en Brasil, luego del desplazamiento de Dilma Rousseff y dio una respuesta bastante particular: "No sé cuál es ese ránking, no lo he visto, de quién lo apoya más. Brasil es el socio estratégico de la Argentina, somos muy respetuosos de los procesos institucionales de Brasil y en ese camino trabajamos con el que el pueblo brasilero decida. Si estaba Dilma, trabajamos con Dilma, si estaba Temer trabajamos con Temer, porque si le va bien a Brasil, le va bien a Argentina y viceversa. Queremos cooperar: esa es nuestra idea de futuro respecto del Mercosur".

En cuanto a la relación con Francisco, Macri sostuvo que él sabe "muy bien que relación tengo con el Papa" y agregó que lo visitará en octubre junto a su esposa y que el Sumo Pontífice le pidió que vaya "con Antonia, mi hija de 4 años porque la quiere saludar de nuevo".

Macri halagó a Felípe Gónzalez, ex presidente español y aseguró que guarda "mucho cariño" hacia José María Aznar. Asimismo brindó un fuerte apoyo al líder del Partido Popular Mariano Rajoy: "Frente a todo lo que está pasando en Europa, hoy España es uno de los países que mejor le va. Entonces no se entiende por qué la política española no apoya, como lo hizo históricamente, al que saca la primera minoría para que forme Gobierno. Eso es medio inentendible. Es querer detener un proceso de recuperación que para España es muy importante".

El Presidente volvió a resaltar que prefiere a Hillary Clinton "por una continuidad" en la relación con la administración demócrata de Barack Obama y se refirió a Donald Trump: "Yo creo en que hay que crear redes y no levantar paredes".

"El populismo ha sido realmente una desgracia para la Argentina y lo es para cualquier país que caiga en sus manos. Porque claramente el futuro se construye en base al esfuerzo personal de cada uno. Ese que te gratifica, te entusiasma, te eleva la autoestima", concluyó.