sábado, 15 de octubre de 2016

El tipo


Es un recuento imparcial, cada uno reconocido cuando no quedó más remedio:

El tipo pide prestada un perro mestizo, para fingir que es de él y sentarla en el sillón.

El tipo finge que viaja en colectivo, para que crean que tiene un costado sencillo.

El tipo contrata actores, para que hagan de trabajadores.

El tipo gasta más de 170 millones de pesos para tratar de influir en las redes sociales.

El tipo prácticamente oculta a las hijas de sus matrimonios anteriores, y también intenta que se olviden que tuvo otras parejas.

El tipo utiliza cada vez que tiene oportunidad a su hija de 5 años, para mejorar su imagen y que lo vean como un padre de familia afectuoso.

El tipo usa todo, para vender su imagen.

¿Te parece que el tipo va a tener algún problema en usarte a vos, a tus hijos, a mí, a los míos? ¿Te parece que va a tener algún problema en descartarnos si es necesario para conseguir lo que quiere?

Dentro de un tiempo, de unos meses, de unos años, cuando veamos las imágenes del tipo y su perro, sus trabajadores, su colectivo, su hija, vos y yo nos vamos a sentir unos enormes pelotudos.