lunes, 30 de mayo de 2016

Perdón al verdugo


El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, pidió disculpas a empresarios españoles por las políticas económicas del gobierno kirchnerista y les pidió que vuelvan a invertir en la Argentina. Al disertar en un encuentro organizado por Nueva Economía Forum, el titular del Palacio de Hacienda pidió “disculpas por los últimos años, por lo que han sufrido los capitales españoles” en el país y sostuvo que la Argentina ofrece “grandes oportunidades”.

Tras puntualizar que durante la gestión anterior en la Argentina hubo una “corrupción obscena”, el funcionario señaló que “después de 12 años de destrucción sistemática de las reglas más básicas, necesitamos un mínimo de cuatro años” para “ordenar el derroche del gasto” y llegar a una tasa de inflación anual del cinco por ciento.

Prat-Gay planteó la necesidad de “reestablecer los lazos bilaterales”, luego de los “abusos de todo tipo” cometidos por gobierno anterior y lamentó la expropiación en 2012 del 51 por ciento de las acciones de de YPF, en manos de la española Repsol. “Fue realmente un disparate. Es una de las manchas de la gestión anterior que le costó muy caro a nuestro país, no solo reputacional sino financieramente”, aseguró el titular de la cartera económica, quien recordó que el Estado argentino terminó compensando a la petrolera española con bonos por más de cinco mil millones de dólares en 2014.

Prat-Gay señaló que el gobierno del presidente Mauricio Macri heredó una economía “con cepos por todos lados” y puntualizó como objetivos prioritarios de su gestión “reducir el déficit público, frenar la inflación, erradicar la pobreza y, ante todo, reestablecer la seguridad jurídica”. Al respecto, agregó que “esto no podemos hacerlo solos, no sólo porque en algunos capítulos no tenemos la experiencia, sino porque nos falta también el capital”.

El funcionario sostuvo que la Argentina necesita inversiones por 125 mil millones de dólares (el equivalente al 25 por ciento de su producto bruto interno, PBI) para “crecer fuertemente” e invitó a los empresarios españoles a comprobar “de primera mano” las posibilidades de inversión que ofrece la Argentina.

Acompañado por la vicepresidenta del Ejecutivo del Partido Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, quien calificó el programa de gobierno de Cambiemos como de “regeneración política y económica”, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, se presentó en el Forum Nueva Economía, una organización de debate que suele congregar en el Hotel Ritz a la élite política y económica española.

“Queremos que España gane a Estados Unidos”, afirmó Prat Gay, animando a los empresarios españoles a competir por el lugar de primer inversor en la “nueva” Argentina, que ofrece “vastas oportunidades”. “Argentina está de vuelta”, proclamó el ministro en su primer contacto con empresarios en la capital de España y adelantó que Macri visitará el país “antes de enero”.

El ministro insistió acerca de la “pesada herencia y el derroche del gasto”, pero reconoció que la Argentina “no tiene un problema de recursos, por lo cual el programa del gobierno es reducir algunos impuestos en sectores clave”. Más adelante reconoció que el gobierno recibió “un nivel de deuda pública históricamente bajo”, que “permite financiarnos con gradualismo”.

“Tenemos un programa ambicioso, porque mejorar las cuentas en una economía estancada -no hay expectativas de crecimiento- es mucho más ambicioso que en una economía en expansión. Para el próximo año tenemos un objetivo de déficit de 3,3 por ciento del PIB, para cerrar en 2019 con un 0,5 por ciento”, precisó.

Ante preguntas de los participantes del foro, el ministro aseguró que “no hay planes de llevar a cabo una reforma laboral”, y sobre la inflación, Prat Gay repitió que su cartera sigue manteniendo la proyección de un 25 por ciento de aumento para este año aunque los propios datos oficiales lo desmientan.

Fuente: Página 12