viernes, 8 de julio de 2016

Sobre los que dudan, los temerosos, los tibios y los genuflexos



`Así, puesto que eres tibio, 
y no frío ni caliente, 
te vomitaré de mi boca".


Rogelio Frigerio es el actual ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Argentina. Dueño de una historia familiar ligada al desarrollismo, Frigerio tuvo un paso por la gestión de Carlos Menem (fue secretario de Programación económica de Roque Fernández) y en 2011 fundó y dirigió, hasta hace poco, la consultora Economía & Regiones (E&R).

La consultora E&R publico un lapidario informe el día de ayer (disponible en http://www.economiayregiones.com.ar/index.php/economias-regionales/387-informe-actividad-regional-n-12-it-2016) con el desempeño de las economías regionales durante el primer trimestre de 2016, es decir durante el gobierno de Macri.

Según dicho informe, en la región Cuyo cayo la economía un 3,1 % en la comparación interanual del primer trimestre, y dentro de ella, la caída de Mendoza es mayor: -4,1 %, contra un -2,1 % de San Juan y el -0,6 % de San Luis.

Yendo a datos nacionales, la construcción ha caído entre el -2,5 y el -10,9 % mes a mes de enero a mayo de este año, respecto de 2015. La industria cayó de mayo de 2016 al mismo mes del año pasado -4,3 %. La peor caída fue en abril con un -7,3 %. Estos datos, y otros referidos al consumo, impulsaron al INDEC a declarar formalmente que la economía argentina se hallaba en recesión.

En Mendoza, los datos del agro explican, en parte, la caída, ya que la comparación interanual indica un -26.6%. Pero no es todo: las compras de cemento cayeron -13.3%, la industria el- 4.4% y la producción de vinos y mostos un -49%, hoteles y restaurantes un- 2.6% y las ventas en supermercados- 1.9%. Como un indicador de la nueva orientación de la economía, la intermediación financiera creció un 12,1 %, con crecimiento de más del 16 % de depósitos.

Mientras tanto, en Mendoza, la oposición a estas políticas, con la excepción de la Intersindical contra el Tarifazo y el Ajuste y algunos diputados y senadores, brilla por su ausencia. En la legislatura mendocina Cornejo logró la aprobación de todas las leyes que propuso, generando cambios en los sistemas del Estado. No hubo rechazo a ninguna propuesta presentada (con la excepción del nefasto “Ítem Aula”) incluso en tiempos record, pues varias normas fueron sancionadas en corto plazo. En total fueron más de 20 las leyes aprobadas a pedido del Poder Ejecutivo. Cornejo pidió que se declarara la emergencia en tres áreas del Estado: Seguridad, Salud y Fiscal. Eso le permite gestionar directamente, omitiendo procesos y mecanismos de control.

Si bien la Alianza-Cambiemos tiene mayoría en ambas Cámaras, Cornejo también logró la sanción de las normas que necesitaban mayorías especiales, como las autorizaciones para endeudarse. El gobernador pudo emitir bonos internacionales por 500 millones de dólares, pagar con bonos a los proveedores por casi 2 mil millones de pesos y también se aprobaron endeudamientos específicos, como la ley para construir una cárcel de 90 millones de dólares.

El 17 de octubre de 1950 Perón realizó un acto multitudinario para celebrar el quinto aniversario del Día de la Lealtad. En dicho acto dio a conocer las Veinte Verdades Peronistas, equivalente a los principios y doctrina del movimiento. A veces conviene repasar algunas:

La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo.

El Peronismo es esencialmente popular. Todo círculo político es antipopular, y por lo tanto, no es peronista.

En la acción política la escala de valores de todo peronista es la siguiente: primero la Patria, después el Movimiento, y luego los Hombres.

La política no es para nosotros un fin, sino sólo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional

Queremos una Argentina socialmente justa, económicamente libre, y políticamente soberana

En esta tierra lo mejor que tenemos es el Pueblo.

Remigio Cronico